Las emisiones contaminantes, bajo control

La normativa Euro 6, ya en vigor, limita drásticamente las emisiones contaminantes.Esta misma semana ha entrado en vigor el reglamento Euro 6, que supone una nueva revisión de la exigente normativa europea para el control de emisiones contaminantes para vehículos. Consciente de la importancia de estar informados sobre los cambios que Euro 6 trae consigo, la compañía alemana Bosch nos explica cómo afectará Euro 6 a los conductores y compradores de automóviles.

Desde que la norma Euro 1 fuese introducida por la Unión Europea en 1993, las emisiones procedentes del tráfico por carretera se han reducido drásticamente. Los avances introducidos en la tecnología del automóvil han hecho posible la reducción de las emisiones contaminantes como el CO2, los óxidos de nitrógeno y otras partículas. Los avances técnicos en sistemas de propulsión también están teniendo un importante efecto: desde 1990, las emisiones de partículas de los motores diésel se han reducido en alrededor de un 99 por ciento, mientras que emiten un 98 por ciento menos de óxidos de nitrógeno que los vehículos comparables de la década de los 90 y, a medida que vaya avanzando la electrificación de los automóviles, estas emisiones disminuirán aún más. 

El reglamento de la Unión Europea se ha actualizado cinco veces desde su aprobación en 1993.Veintiún años después, y tras cinco revisiones del reglamento, Euro 6 establece límites mucho más estrictos de emisiones para los vehículos en lo referente a partículas y óxidos de nitrógeno. A partir del 1 de septiembre de 2014, los vehículos diésel nuevos ya no pueden emitir más de 80 mg de óxido de nitrógeno por km (los vehículos de gasolina, 60 mg por km), reemplazando así el anterior límite de 180 mg por km. El próximo 1 de enero de 2015, todos los vehículos nuevos que se vendan en los países miembros de la UE deberán cumplir con los límites Euro 6. 

¿Serán más caros los coches que cumplan Euro 6?

Los vehículos que cumplan con la Euro 6 estarán, por lo general, en el mismo rango de preciosque los modelos comparables que actualmente cumplen con la Euro 5. Aunque también es cierto que aquellos que se ajusten a la Euro 6 traerán características adicionales (como cambios en el sistema de transmisión y neumáticos de baja resistencia a la rodadura) que podrían empujar al alza el precio. No obstante, si eliminásemos el coste adicional de estos extras no existiría un aumento apreciable en el coste de los modelos Euro 6. 

Los motores diésel se adaptan al cambio

Las partículas de los motores diésel se han reducido drásticamente durante las dos últimas décadas.Con el fin de cumplir con los límites inferiores establecidos en la Euro 6, los vehículos diésel con un peso de hasta unos 1.700 kilogramos necesitan un sistema de tratamiento de los gases de escape perfectamente ajustado. En este sentido, un convertidor catalítico de NOx sería suficiente.

Sin embargo, en los vehículos pesados solamente se podrían cumplir las exigencias establecidas mediante la utilización de un catalizador tipo SCR (reducción catalítica selectiva, o más comúnmente “catalizador de urea” -aquí las últimas novedades sobre modelos con esta tecnología-). Este sistema inyecta AdBlue, una solución de urea inodora, que convierte los óxidos de nitrógeno en vapor de agua y nitrógeno inocuo. La solución AdBlue se rellena a intervalos regulares de servicio. 

¿Tenemos que modificar algo en nuestro coche actual? 

En absoluto. Para cualquier persona que tenga ya un coche, la entrada en vigor de la Euro 6 no afecta a los vehículos matriculados anteriormente en España, que podrán continuar en circulación como antes de la entrada en vigor de esta nueva norma. De igual modo, tampoco se prevén cambios sobre los impuestos aplicables a los vehículos Euro 5 diésel.

Publicado: 6 de Septiembre de 2014