Rolls-Royce ha presentado un boceto de su próxima serie especial Bespoke Waterspeed que confeccionará tomando como base el Phantom Drophead Coupe, la versión descapotable de su buque insignia.

La firma de Goodwood ha anunciado que comercializará sólo 35 unidades de este modelo cuya carrocería combinará un acabado en acero pulido y un color azul Maggiore Blue. Una decoración creada para honrar a la lancha de récords Bluebird K3 de Sir Malcolm Campbell.

El interior de esta versión contará con inserciones en madera artesanal para evocar también en el interior del vehículo el mundo de la náutica. Suponemos que el Bespoke Waterspeed será presentado en el cada vez más próximo Salón de Ginebra.

El proyecto Bluebird K3 de Sir Malcolm Campbell era una lancha de 7,01 metros de eslora animada por un motor Rolls-Royce V12 de avión con 37 litros y más de 2.500 CV.Sir Malcolm Campbell (1885-1948) fue una de las mayores leyendas del mundo de los récords de velocidad. El británico consiguió además ser uno de los pocos pilotos de su era que no murió en uno de sus intentos de récord.  

Logró ser el hombre más rápido sobre la tierra y sobre el agua gracias a sus espectaculares prototipos bautizados como Bluebird. Los prototipos Campbell-Railton Bluebird con los que compitió en los Land Speed Record o récord de velocidad sobre tierra fueron de los más bellos de la historia.

Sir Malcolm Campbell junto a su Rolls-Royce Phantom II en el mítico circuito de Brooklands.Además, Campbell también fue buen cliente de Rolls-Royce, no en vano, tuvo entre otras monturas un Phantom II. El inglés era un gran apasionado de la mecánica y Rolls-Royce era una de sus marcas favoritas.

La lancha de récords de velocidad sobre agua Bluebird K3 fue uno de sus proyectos más ambiciosos. Fue diseñada por Fred Cooper aplicando criterios aeronáuticos al diseño de embarcaciones con la ayuda de Reid Railton.

El Campbell-Railton Bluebird con el que sir Malcolm Cambpell consiguió el récord del mundo de velocidad de 484,95 km/h en Bonneville el 3 de septiembre de 1935.Railton fue el hombre que estuvo detrás de los coches caza récord también bautizados comoBluebird. El 22 de febrero de 1933 en la playa de Daytona Campbell logró una marca de 438 km/h.

El 3 de septimebre de 1935 se convirtió en el primer hombre que rompió la barrera de las 300 millas por hora, con una marca de 301 mph o 484,95 km/h. Para alcanzar esta velocidad realizó su tentativa en el enorme lago salado de Bonneville, también en Estados Unidos. 

Detrás del puesto de conducción de la K3 de 7,01 metros de larga había un motor Rolls-Royce R-Type de aviación, una descomunal mecánica de 12 cilindros en V con una cilindrada de 37 litros que rendía más de 2.500 CV. 

Campbell al volante de la lancha Bluebird K3 en septiembre de 1937 en el lago Maggiore italiano donde logró el récord de velocidad sobre el agua con 208, 41 km/h.El 1 de septiembre de 1937 Sir Malcolm Campbell consiguió una marca de 203,32 km/h en elLago Maggiore, en la frontera entre Suiza e Italia al volante del Bluebird K3. Al día siguiente volvió a hacer otra tentativa y logró 208,41 km/h.

En la década de los años treinta Inglaterra vivió una intensa lucha con Estados Unidos por conseguir ser los más rápidos sobre la tierra y sobre el agua. Con este último registro de Sir Malcolm Campbell los británicos terminaron con cinco años seguidos de dominio estadounidense sobre el agua. 

El 24 de septiembre de 2013 la lancha Bluebird K3 volvió a surcar las aguas en el lago Bewl Water, en el condado británico de Kent.Esta lancha tras quedar en el olvido durante un largo periodo de tiempo fue restaurada recientemente y el 24 de septiembre de 2013 volvió a navegar de nuevo. Ahora Rolls-Royce le rendirá un bonito homenaje de la mano de esta nueva serie especial del Phantom Drophead bautizada como Bespoke Speedwater.


Fuente: coches.net

Publicado: 6 de Febrero de 2014